DAVID, EL NIÑO QUE TENÍA UN CROMOSOMA MÁS, EN EL PAR 21

DAVID, EL NIÑO QUE TENÍA UN CROMOSOMA MÁS, EN EL PAR 21

“Tengo síndrome de Down” es el título de un precioso cuento ilustrado por dos artistas eslovenas, Helena Kraljic y Maja Lubi. Un proyecto literario que pretende sensibilizar y concienciar sobre la construcción de una sociedad más inclusiva para todos. Unas páginas que abogan por una sociedad que sume y no que reste y que esté más comprometida con la diversidad y la igualdad. Solo así podremos construir un mundo donde enriquecernos del valor que cada uno de nosotros podemos aportar.

Bajo las líneas de Kraljic, se encuentra David, un niño más, que es el eje principal del cuento. A través de él, nos adentramos en un mundo lleno de amor y unión donde la familia es el apoyo fundamental para el pequeño.

David es un niño alegre y divertido al que le gusta reír, jugar, correr,  pintar, cantar. Igual que al resto de los niños de su edad. Sin embargo, a ojos de los demás, David es diferente. Pero la verdad es que es solo una característica más de entre las muchas que conforman cada persona.

El libro nos invita a la reflexión , a descubrir el valor de la diferencia, a eliminar estereotipos. Pero sobre todo nos enseña la importancia de estar unidos para que nuestra sociedad sea una sociedad que integre, que sume, que respete.

Es por ello que este libro infantil tiene como fin concienciar, tanto en edades tempranas como en adultas, sobre la normalización del síndrome de Down en nuestra sociedad.

El prólogo lo encabeza el Presidente de DOWN ESPAÑA, José Fabián Cámara, quien explica que “los niños con síndrome de Down no son más que eso, niños. Sólo tienen una peculiaridad:tener un cromosoma más en el par 21¿Es posible que eso les haga tan diferentes a los demás”. Para Cámara, son niños que “desarrollan con más lentitud pero que alcanzarán los mismos logros que el resto de niños, cuando crezcan tendrán pareja y trabajarán y si ellos lo eligen así, podrán vivir de manera independiente” 

Ilustraciones. Colores cálidos y dibujos que reflejan cariño, amor y unión. Así ha retratado Maja Lubi, artista eslovena, la historia de David. Las ilustraciones son de gran calidad cuidando el detalle y los diferentes planos para hacer dinámica la lectura. Podemos decir que hay una perfecta conexión entre el texto y la ilustración.

Parte bénefica.  Ediciones Jaguar destina parte de los beneficios de cada venta a la asociación DOWN. “Nuestro deseo con este libro infanti es acabar con las creencias equivocadas sobre los niños con síndrome de Down, conseguir que un amplio número de lectores comprendan mejor de qué se trata y se normalice el trato con todos estos niños”, afirma la editorial.

EN DEFINITIVA Y COMO OPINIÓN PERSONAL, SI NUNCA TOMAMOS LA INICIATIVA PARA ACERCARNOS A ELLOS, PARA CONOCERLOS, NUNCA SABREMOS QUÉ SIENTEN, CÓMO SON SUS VIDAS O SUS DIFICULTADES.

POR ELLO, INFORMARSE ES LA MEJOR VÍA PARA AYUDARLES A ELLOS Y A SUS FAMILIAS A SUPERAR LAS BARRERAS SOCIALES Y HACERLES MÁS FELICES.

JUNTOS, POR UN MUNDO MEJOR

Deja una respuesta